domingo, 2 de marzo de 2014

Una tenue y cálida luz


En estos tiempos en los que lo banal y lo fútil arrecian.
En este largo invierno en el que fríos vientos desgarran la belleza y la libertad.
En esta espesa oscuridad de lo mediocre y lo amoral.
Aun hay esperanza.
Aun brilla una tenue y cálida luz.
Aun podemos escuchar a un viejo maestro enseñar a su aprendiz, los misterios de la más preciosa creación del genero humano.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada